río de janeiro

Qué hacer en Río de Janeiro: Actividades Turísticas

Río de Janeiro es el tema principal, especialmente como organizador de los Juegos Olímpicos. Esta ciudad costera es una de la mas populares en Brasil. Es por eso que muchos turistas lo consideran como su destino principal durante todo el año. Pero normalmente saber qué hacer en Río de Janeiro y a dónde ir es literalmente un misterio para muchos. En nuestra web descubrirás que la famosa ciudad es mucho más que solo playas.

Actividades para hacer en Río de Janeiro

Esta mas que claro que no se puede pasar por Río sin visitar las maravillosas playas. Eso es lo que todos quieren hacer primero cuando vienen aquí. Relajarte todo el día bajo las sombrillas o tomar sol hasta que tengas la piel de chocolate que deseas sin dudas es lo máximo. Las impresionantes aguas azules, que a veces pueden volverse salvajes claro, son el refugio perfecto para los aventureros amantes de las playas. Aquí puedes nadar, bucear y explorar la vida submarina así como surfear en las enormes olas tanto como tu agilidad pueda controlar.

Aparte de eso, Río de Janeiro respira y se mueve al ritmo de la música exótica. Sigue a las melodías y encontraras las fiestas en los numerosos clubes o visite los vecindarios locales y haga que su estilo de vida se mezcle un poco. Ademas podrás ver a los mejores artistas callejeros, subirás escalones coloridos y entenderás cómo la gente vive en casas encimadas, alineadas una al lado de la otra. Su recorrido turístico no estará completo sin conocer la montaña Pan de Azúcar y la estatua del Cristo Redentor que custodia la ciudad.

Otra cosa que mantiene a Río en marcha es la emocionante euforia del fútbol. En toda la ciudad, hay lugares donde los equipos chocan y juegan para marcar la mayor cantidad de goles en el juego. Encuentra uno tú mismo y comienza a animar.

Las mejores atracciones en Río de Janeiro

Se entiende que por la majestuosa altura de la estatua del Cristo Redentor es uno de los hitos más famosos que Río de Janeiro tiene para ofrecer. Pero esta claro que esto no es el único que Río tiene para los turistas.

El enorme estadio Maracaná es también una visita obligada para todos aquellos que son fanáticos del fútbol. Luego están las fabulosas playas de Copacabana e Ipanema, que te sorprenderán con su inmensidad y arena suave. Son atracciones verdaderamente naturales por sí mismas.

De seguro Río lo sorprenderá con sus lindos lugares, la impecable arquitectura sudamericana y sus calles estrechas. Conectan pequeños barrios como Lapa y Santa Teresa con la jungla de concreto que es el centro. Hablando de esto, el centro de Río es un lugar donde puedes encontrar prácticamente de todo, desde teatros y museos hasta centros comerciales, cafeterías y lo mas importante, restaurantes con deliciosa comida.

Con todo esto, Río de Janeiro es la joya de Brasil y de toda Sudamérica. Celebra la diversidad a través de sus diversas atracciones y actividades en las que puedes participar.

16 Cosas que hacer en Río de Janeiro

Ahora veremos las principales actividades y atracciones imperdibles que darán respuestas a la pregunta "¿Qué hacer en Río de Janeiro?" Estas cosas son las que hacen de Río la ciudad que todos queremos conocer para luego amarla.

1. ¡ Recorre Río por los aires con un helicóptero !

No hay una otra forma de tener la mejor vista de toda la ciudad, haz un recorrido exclusivo en un helicóptero. Te recogen en tu hotel y te informan rápidamente sobre tu seguridad. Además, te entregaran todo un equipo especializado que necesitaras en el viaje. A medida que te transportes en el aire, te sorprenderás con la grandeza de todo. El experimentado piloto te llevara con el helicóptero por todo Río, dándote la oportunidad de tomar una foto de todo. Al final, regresarás al hotel con poca memoria en tu cámara por todas las fotografías que tomaste.

2. Mira un partido en el estadio Maracaná

Por mas loco que suene, el fútbol es como una religión en Brasil. Todos lo juegan y a todos les gusta. La prueba de ello es el estadio Maracaná, el estadio de fútbol más popular del mundo. Su nombre oficial en realidad es Estadio Jornalista Mario Filho, pero el nombre famoso proviene del vecindario en el que se encuentra. Fue construido en 1950, sigue siendo un lugar grandioso que atrae a fanáticos del deporte de todo el mundo. Recientemente, ha sido parcialmente reconstruido para la Copa del Mundo 2014. La capacidad del estadio Maracaná es de 80.000 espectadores, lo que lo convierte en el estadio más grande de Sudamérica.

3. Juega al fútbol en la playa de Copacabana

Para todos aquellos que se preguntan qué hacer en Río de Janeiro, un día en la playa de Copacabana resolverá el problema. La playa tiene un ambiente activo con los lugareños y turistas que nadan, juegan al fútbol o al voleibol, por otro lado están los que simplemente toman sol para conseguir un hermoso bronceado. Las actividades que puedes realizar aquí son infinitas. La longitud de esta playa alcanza los 4 kilómetros y se construyó originalmente en 1930. Cuando agregas las olas salvajes y la montaña Pan de Azúcar en el horizonte, tendrás la vista perfecta para tus ojos. Además, Copacabana tiene muchos vendedores en fila. Allí puedes comprar los souvenirs mas lindos para tus recuerdos, además podrás relajarte en los chiringuitos e incluso comprar pescado muy fresco.

4. Sube por las coloridas escaleras de Selarón

Las escaleras de Lapa o Escadaria de Santa Tereza son una atracción única de Río que pueden servir como un maravilloso fondo para tus fotografías. Fue creada por el artista chileno Jorge Selaron que quería producir un homenaje al pueblo brasileño en las últimas décadas de su vida. Ã‰l cual fue un éxito que durara para toda la eternidad. Estas son unas largas escaleras que conecta a los barrios Lapa y Santa Teresa. Está construida con azulejos de todo el mundo y combina con obras del arte del propio Selarón. Las escaleras de Lapa también se han mostrado en vídeos musicales de cantantes y grupos de estrellas mundiales.

5. Sea testigo de los históricos Arcos da Lapa

El barrio de Lapa se encuentra en el centro de Río, es el hogar de otro hito en la lista de qué hacer en Río de Janeiro. Estos arcos históricos son el verdadero espíritu de la vida nocturna en la ciudad. Por la noche, especialmente los viernes al anochecer, el Arcos da Lapa es el lugar donde comienza la fiesta. Los lugares de alrededor de los arcos están rodeados de puestos donde puedes comprar las delicias más sabrosas, probar cócteles deliciosos, fuertes y otros tipos de alimentos y bebidas. Además, todos los clubes y bares más modernos están ubicados alrededor de estos monumentales arcos blancos. Allí escuchará los mejores ritmos del hip-hop, samba y favela funk. Este es absolutamente el lugar perfecto para comenzar la noche.

6. Visite el vecindario de Lagoa

El vecindario de  Lagoa es donde se mezcla todo el glamour, el lujo, el brillo y el encanto. Lo interesante es lo que rodea la laguna Lagoa. Es un deporte muy popular para ciclistas y corredores porque alrededor de la laguna hay un maravilloso sendero de 4 millas. En la costa se encuentran todos los cafés y restaurantes al aire libre, lo que le dará una vista impresionante de las aguas y las playas. Además de ser el lugar más exclusivo para vivir en el distrito, Lagoa es el tercer vecindario más rico de toda América del Sur.

7. Da un paseo por el Jardín Botánico

Saber qué hacer en Río de Janeiro nunca ha sido tan fácil cuando se agrega el Jardín Botánico al recorrido. Sin duda alguna es un paraíso para todos los amantes de la flora y la fauna.

El Jardín Botánico fue establecido por el rey Juan VI de Portugal en 1808 y hasta el día de hoy, ha enamorado a todos los que estuvieron entre su vegetación. Teniendo en cuenta el clima tropical que rige sobre este país, este jardín ofrece mas de 6.500 especies diferentes de plantas. Hay muchas especies de mariposas e incluso monos. Sin embargo, este jardín de 55 acres no está hecho solo para celebrar la vegetación. Si necesita un lugar donde pueda esconderse del aire húmedo y caliente de Río, siempre puede encontrar refugio en los frescos jardines. Debido a la inmensidad del jardín, puedes relajarte con una taza de café, una copa de vino, una ensalada o incluso un sándwich.

8. Asista a una clase de cocina brasileña

Descubra qué hace que los gourmets de todo el mundo vengan a Río. La fabulosa y deliciosa comida es el causante de esto claro. Gracias a la clase de cocina brasileña, puedes aprender a preparar y servir los mejores platillos. Además, las lecciones de cocina son dadas por maestros chefs de clase mundial, los cuales son los mejores en el negocio. Tienes la oportunidad de probar las comidas brasileñas más queridas y nativas como Moqueca o Feijoada una comida típica de Brasil. Además, tendrás una visión exclusiva de los ingredientes únicos y también unos consejos sobre cómo servir lo que preparaste. Mientras cocinas, puedes disfrutar bebiendo cócteles, así como probar lo que has cocinado al final. De seguro saldrá delicioso!

9. Ve a Sugarloaf Mountain en un cable del Teleférico

Sugarloaf Mountain o Pan de Azúcar es una de las primeras cosas que te viene a la mente cuando piensas qué hacer en Río de Janeiro. En portugués, se llama Pao de Acucar y el nombre lo dice todo. Es la estrella de Río y es prácticamente una atracción de visita obligada. Para llegar allí, tendrás que subir al teleférico, lo cual te permitirá viajar por los aires, sin dudas es algo fascinante. 

Escuchas tanto sobre esta montaña que puedes pensar que estás preparado para cuando llegas a la cima. Pero te aseguro que no lo estarás, Pan de azúcar resalta entre las aguas del Océano Atlántico y las playas de arena blanca. La vista que experimentarás desde allí es completamente diferente. Sientes como si tuvieras todo el Río en tu palma y esa vista te dejará sin aliento y con la boca abierta, seguramente no lo podrás olvidar nunca jamás.

10. Sácate una foto junto a la estatua del Cristo Redentor

La estatua de Cristo Redentor o también conocido como Cristo del Corcovado es el rey de las atracciones en la lista de qué hacer en Río de Janeiro. Simplemente no puedes salir de la ciudad sin llegar a esta magnifica estatua. Situada en la cima del Pico Corcovado, la estatua de Cristo esta construida de hormigón y esteatita.

Esta forma parte de las Siete Maravillas del Mundo moderno. Su altura alcanza los 30 metros y su base tiene 8 metros, mientras que los brazos extendidos tienen 28 metros de largo. Con un peso de mas de 1.000 toneladas, la estatua del Cristo Redentor destaca en toda la ciudad. Allí obtendrás una vista espectacular de todo junto a sus pies. Afortunadamente, no tienes que subir todos esos escalones para llegar a la cima. Esto se debe a que muchos tours ofrecen un viaje en tren a la base de la montaña y luego varios ascensores pueden llevarte, lo que lo hace apto para cualquier persona. Una vez que llegues a tu destino, sentirás paz y tranquilidad. Es por eso que muchos bautizos y bodas se llevan a cabo en la capilla.

11. Tome sol en la playa de Ipanema

Este arenal es ciertamente aun más elegante que su compañero Copacabana. Aquí no encontrarás hoteles altos que enmarquen la escena, sino las impresionantes cumbres de las montañas Dois Irmaos. Ya sea que decida nadar durante unas horas, broncearse hasta obtener el color de piel deseado o simplemente observar a las hermosas personas pasear, definitivamente sentirá el espíritu de Río. Pero la playa ofrece mucho más que la famosa canción 'The Girl from Ipanema' de los años 60. Las arenas blancas son el hogar de muchos cafés, clubes, teatros, así como tiendas e incluso galerías de arte. Lo interesante es que Ipanema está informalmente separado en secciones y cada sección está hecha para algo específico. Por ejemplo, varios están orientados a la familia, otros son para artistas que giran libremente y así sucesivamente.

12. Ve por la ciudad en bicicleta

Otra actividad increíble es andar en bicicleta por todo Río. De esta manera, conocerás el núcleo de la vibrante ciudad. Experimentarás la rica y diversa cultura, las calles llenas de gente y verás los lugares turísticos más sensacionales. Los recorridos en bicicleta en Río pueden llevarlo a una excursión por toda la ciudad desde temprano para aprovechar el día. Además andarás por las playas y la laguna, las partes urbanas y panorámicas. Claro que también por una de las partes más asombrosas de Río como la costa sur de la ciudad conocida como Zona Sur.

13. Sumerjete en el centro de Río de Janeiro

Las respuestas sobre qué hacer en Río de Janeiro se vuelven un poco más urbanas y modernas. El centro de Río es un lugar de visita mas que obligada para todos los que quieran ver el estilo de vida y la forma en que viven los brasileños. Este se encuentra a unos 20 minutos del Southside. En representación del corazón financiero, comercial, cultural e histórico de Río, definitivamente debe visitar los numerosos museos, restaurantes y catedrales. Algunos de ellos son:

  • Catedral Metropolitana de Río de Janeiro: Un verdadero símbolo de la fe en Río. Es una de las catedrales más populares, cuenta con una capacidad para 20,000 que estén paradas o 5.000 en un asiento.
  • Monasterio de São Bento: Un edificio barroco que tiene grandes valores históricos y artísticos donde aún se celebran misas.
  • Teatro municipal: Fue inaugurado en 1909 y es el orgullo de toda la ciudad. Puedes disfrutar de una maravillosa ópera, concierto o ballet. Además de eso, verás obras de muchos artistas famosos.
  • Sambódromo da Marques de Sapucaí: Este es el lugar donde el Carnaval de Río acoge el Desfile de Samba.

14. Admire la belleza del Parque Nacional de Tijuca

El Parque Nacional de Tijuca es una de las piezas de la jungla urbana más grandes del mundo. Además de acomodar la montaña Corcovado y su estatua del Cristo Redentor, este parque nacional protege el bosque de Tijuca y muchos miradores de la ciudad como la Bahía de Guanabara. Es la mejor opción para realizar actividades al aire libre, como caminar hasta el pico más alto de Río: Pico da Tijuca, trekking, turismo y muchos otros. Debido a su inmensidad, es muy fácil perderse, por lo que no debe ir allí sin un guía profesional. Además, los turistas pueden refrescarse con cascadas y piscinas naturales. Incluso puedes echar un vistazo a la impresionante Capilla Mayrink.

15. Celebra el carnaval de Río de Janeiro

El Carnaval de Río sigue siendo sinónimo de esta maravillosa ciudad tropical. Cuando se nombra al carnaval, se piensa en el Carnaval de Río. Este se presenta como el evento más grande y popular de este tipo. Más de 500,000 turistas al año acuden a la ciudad especialmente para esta ocasión. 

El Carnaval es una celebración popular que dura 5 días y tiene lugar 40 días antes de Pascua, en febrero. Este mes también es el mes más caluroso en el hemisferio sur y el verano de Río está en su clímax. El evento brinda el mejor tipo de entretenimiento al pueblo brasileño y es algo que esperan durante todo el año. La gente canta, baila, pasa el mejor momento de su vida, se disfraza y, en general, se divierte. Dicho esto, el Carnaval de Río se celebra en todo Río. Desde los clubes, bares y otros lugares incluso hasta en las calles y plazas, toda la ciudad vive y respira al mismo ritmo. Además, el pico del carnaval se alcanza con el Desfile de Carnaval de Río.

16. Visita Petrópolis, la ciudad imperial de Brasil

Se encuentra a solo 68 kilómetros de Río, Petrópolis es una ciudad como ninguna otra. Ubicada entre colinas y un valle, es conocida como la Ciudad Imperial. Eso es porque el rey Pedro II de Brasil lo eligió como su casa de verano. Con esa decisión, la ciudad se convirtió en un complejo de clase alta y en un centro de magníficos palacios que representan un verdadero logro de la arquitectura sudamericana. El clima es agradable durante todo el año y atrae a visitantes de todo el mundo. Ahora el Palacio de Verano del Rey se convirtió en el Museo Imperial. Allí puedes admirar increíbles artefactos que datan de cuando Brasil era un imperio. Además de eso, puede viajar a Petrópolis para ver el Palacio de Cristal, la Catedral de San Pedro de Alcántara y otros fascinantes edificios y parques.

Galería de imágenes de Rio de janeiro

Disfrute de estas maravillosas fotos de Rio de Janeiro.

Deja un comentario